Historia

1929 Bruc. Un millar de productos. 5ª Cápsula

Seguimos con nuestros relatos de celebración del 180 aniversario de Uriach. En el anterior post os explicabámos como era el laboratorio situado en el barrio de la Barceloneta.

Joaquín bajó del tranvía y miró alrededor, la calle Bruc estaba llena de comercios, hombres con sombrero y mujeres envueltas en perfume paseaban por las aceras. Observó el escaparate de su nueva droguería, estaba contento, el cambio del Born al Eixample había sido positivo. Las estrechas calles del antiguo barrio ya no permitían el transporte y distribución de mercancías y el centro comercial de la ciudad se había trasladado.

El Eixample era un núcleo urbanístico actual y avanzado a su época que favorecía una comunicación rápida y eficaz, ideal para los nuevos negocios emergentes. Todos los comercios que apostaban por el desarrollo, la modernización y el crecimiento querían hacerse un lugar en el barrio.

Entró en el establecimiento y una sonrisa se dibujó en su rostro, estaba orgulloso, la empresa había crecido de manera exponencial. El negocio de las licencias estaba en pleno auge, eran representantes en exclusiva de un centenar de laboratorios españoles y extranjeros y distribuían más de mil productos diferentes. Se habían convertido en el segundo principal mayorista del país.

Se sentó en su despacho para empezar la revisión diaria de cuentas cuando Juan, su hijo, interrumpió precipitadamente “Tenemos respuesta del Comité Permanente”.  Cogió la carta y la dejó sobre su mesa. Cerró el libro de cuentas, lo dejó en la estantería y, finalmente la abrió. La leyó en silencio, sin apenas inmutarse. El ímpetu de su hijo parecía no preocuparle.   Levantó la mirada y con voz tranquila dijo: “Ya es oficial, estamos dentro”

Les habían asignado el estand número uno del Palacio de las Industrias Químicas de la Exposición Internacional de Barcelona. El reconocimiento, después de tantos años de trabajo, había llegado, Uriach ya era una empresa consolidada en el sector químico-farmacéutico y su futuro parecía prometedor.

 

Jordi Sequero y Judith Entrena. Fundació 1838

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  Acepto la política de privacidad