Unidad

Cultura = Valores + Comportamientos

Una de las responsabilidades más importantes de un líder es la gestión de la cultura corporativa. Toda organización tiene una cultura, desarrollada intencionada o espontáneamente. Y esta cultura marca profundamente la forma de trabajar y los resultados.

 

¿Qué es la cultura organizacional?

Lo que llamamos cultura organizacional es la suma de unos valores fundamentales y unos comportamientos que se derivan de ellos. Los valores son criterios de decisión prioritarios; por ejemplo si una organización establece que un valor fundamental es maximizar el beneficio económico, todas las decisiones que se toman día a día en cualquier parte de la organización deberían tener este criterio como prioridad y, por tanto, serían decisiones alineadas y que reforzarían los objetivos estratégicos de la compañía. Por otro lado, este valor acaba influenciando los hábitos, forma de trabajo o el comportamiento de las personas día a día. Por tanto, los resultados y la propia esencia de la organización vienen definidos por la cultura. Por eso Peter Drucker decía que “culture eats strategy for breakfast”: la cultura acaba imponiendo si la estrategia (buena o mala) será exitosa o no. Dicho de forma distinta, no podemos controlar todo lo que hace cada persona de la organización en cada momento, pero lo que más se acerca a este control es tener una cultura que garantiza que la mayoría de personas en la mayoría de situaciones actúan como queremos y cómo mejor afecta a nuestra estrategia.

 

¿Por qué no dejar lugar a la cultura espontánea?

Siendo así, un líder haría bien en no dejar que la organización desarrollara una cultura espontánea, sino que construyera la cultura necesaria para empujar y soportar de forma óptima a la estrategia. ¿Cómo? Empezando por definir cuáles han de ser los (pocos) valores fundamentales, de forma inclusiva y participativa pero teniendo en cuenta qué criterios de decisión serán necesarios como prioridad para conseguir los objetivos estratégicos. Y, después, traduciendo estos valores en comportamientos concretos que necesitamos de la organización, incluso diferenciando en los diferentes departamentos o áreas.

 

Un proyecto común

La cultura es como un decorado que construimos y que marcará la interpretación o percepción que las personas tendrán como profesionales. Si damos órdenes, la persona se verá como un subordinado y estará motivado y contribuirá sólo lo justo, en respuesta a un contrato. Si involucramos para construir un proyecto común, las personas se verán como profesionales integrados en un equipo del que se sienten parte y con unos objetivos que han co-definido y que son importantes, por lo que se comprometerán y darán el máximo que tienen para alcanzarlos. Ésta es la importancia de la cultura y por eso es una de las responsabilidades básicas de un buen líder.

 

Oriol Segarra. Consejero Delegado/CEO de Uriach.

2 comentarios en “Cultura = Valores + Comportamientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  Acepto la política de privacidad