Ambición, Ilusión

Innovación & Talento, unión perfecta

“No puedo vivir sin ti, no hay manera”. Ningún estribillo de canción puede describir mejor como entendemos nuestra relación entre Talento e Innovación. Dos palabras que últimamente son tendencia en términos de Management, y esto no es casual. Nuestro entorno cambia cada vez a mayor velocidad y nuevos players están desmontando por completo dinámicas de mercados que nunca antes hubiéramos creído posible, cambiando completamente las reglas del juego. Depende únicamente de la capacidad de adaptación de una compañía (innovación) y de sus colaboradores (talento) la supervivencia o no de la misma. Ahora, más que nunca, son las piedras angulares que garantizaran el éxito futuro de Uriach para liderar mercados. Algunos ejemplos claros de a lo que nos referimos son nuestros productos Aquilea Sueño o Filvit Hogar, que han recibido premios a su innovación.

Y sí, todos nuestros colaboradores son los actores principales de esta película. Se nos ha educado para pensar que las cosas pueden estar “bien o mal”, “funcionan o no funcionan”; y esto provoca que perdamos de vista los puntos intermedios. Este factor tan básico, nos condiciona a frenar el riesgo y bloquear ideas. Desde Talento, nuestro objetivo es cambiar por completo esta dinámica.

Deberíamos empezar a pensar que todo problema puede representar una oportunidad y, si alguna de nuestras soluciones no es viable, no significa que sea un fracaso. Sencillamente representa una nueva oportunidad “para darle la vuelta”. Deberíamos preguntarnos más y cuestionarnos constantemente a través de la construcción ¿cómo hacemos actualmente las cosas? ¿podríamos hacerlas mejor? Cuanto más nos preguntemos, más inputs tendremos para innovar, más puntos para conectar… como Steve Jobs decía: “connecting the dots”.

Y en el momento en que conectamos los puntos, tenemos que tener presente que las ideas se han de trabajar para convertirlas en viables. En este proceso de trabajo, existe un proceso de aprendizaje por errores en el que la idea seguro que madura y también, muy probablemente, cambie. Y esto es lo que esperamos de nuestros colaboradores. Sabemos que son pocas las cosas que salen bien a la primera, pero queremos recordarles que eso no implica que tenga que ser considerado malo. Aceptar equivocarnos forma parte de este proceso y este es nuestro primer compromiso con el cambio cultural hacia la innovación. ¡Necesitamos que sean embajadores de la ambición, que estén dispuestos a intentarlo y que la ilusión los guie por el camino de la innovación! Recordamos que tanto la ambición como la ilusión son dos de los valores de nuestra cultura organizativa… ¿Demasiada casualidad? ¡No!

Pero por si todavía no ha quedado claro, la innovación viene de las personas, por lo tanto se necesita talento para innovar, e innovar para generar talento… porque recordad que la innovación algún día le cantó al talento: “no puedo vivir sin ti, no hay manera”.

May González. Técnica Talento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  Acepto la política de privacidad