Unidad

Uriach Gallery: Un paseo por nuestra Historia

“La conservación patrimonial no puede concebirse sin la comunicación, solo se conserva cuando se comunica, es decir, los fondos guardados que nadie conoce, no existen”

El caso de Uriach es inusual, ya que son muy pocas las empresas que conservan en sus archivos documentación desde el siglo XIX. La destrucción de documentos es una práctica habitual de las corporaciones ya sea por desconocimiento, falta de sensibilidad, catástrofes naturales o conflictos sociales. Uriach, en cambio, conserva un fondo de más de 20.000 registros de todo tipo de material: fotografías, publicidad, objetos, medicamentos, etc.

Cuando trabajas con un volumen tan elevado de material y sobretodo tan diverso, adquieres una visión calidoscópica de los fondos y pierdes de vista el significado global del conjunto. Es difícil dar un paso atrás y empezar a crear una imagen panorámica de más de 180 años que describe, no tan solo la historia de Uriach, sino también la historia del capitalismo industrial de nuestro país.

Una vez adquieres consciencia, ya no hay vuelta atrás. No es posible continuar guardando pieza tras pieza, en una habitación cerrada. Este patrimonio histórico es un valor social por sí mismo y su comunicación constituye un acto de responsabilidad social corporativa ineludible.

Pero dar a conocer nuestro pequeño tesoro no era fácil. ¿Cuál era la mejor forma de llevar a cabo este desafío? ¿Cómo íbamos a mostrar de manera comprensible un puzle de más de 20.000 piezas? ¿Cuál era el vehículo o lenguaje más indicado? Aunque no evidente, la respuesta era clara, el lenguaje museográfico nos facilitaba los instrumentos necesarios, pero… ¿un museo dentro de una empresa privada era posible?

Crear un museo corporativo no tan solo contribuía a fijar la memoria industrial del país sino que era un instrumento empresarial para dar a conocer nuestro modelo de empresa familiar, proyectar nuestros valores y crear un sentimiento de pertenencia a un proyecto común para todos nuestros colaboradores. Con estos objetivos en mente, iniciamos, hace tres años, un proyecto que fue bautizado bajo el nombre de Uriach Gallery.

Pero condensar 180 años en un sitio tan reducido era una tarea titánica y, en muchas ocasiones, obligaba a hacer elecciones difíciles, debíamos crear un espacio para la historia pero que fuera moderno y los modelos expositivos más clásicos no nos servían, queríamos generar emoción.

Teníamos que pensar en la distribución del espacio, en la selección de material, en el mobiliario, la iluminación y sobretodo en como captar la atención del visitante. Eran muchas incógnitas y las respuestas llegaron con la creación de un guion museográfico, que puso las ideas en orden y nos marcó el rumbo a seguir.

Este fue el inicio de un proyecto que ha durado tres años, en el que hemos vivido momentos complicados pero sobretodo hemos aprendido a valorar la trayectoria de esta compañía centenaria que ha sabido sobreponerse a épocas difíciles, reinventarse y seguir creciendo.

Como resultado de todo este trabajo, Fundación Uriach inauguró a inicios de este mismo año Uriach Gallery, un centro de interpretación donde el visitante podrá realizar un viaje en el tiempo y descubrir de primera mano la historia de Uriach, los orígenes de la industria farmacéutica y la evolución de la sociedad del país a lo largo de casi dos siglos de historia.

 

Jordi Sequero y Judith Entrena. Fundació 1838

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  Acepto la política de privacidad